viernes, 29 de agosto de 2014

Review. Resident Evil Outbreak. (2004). Playstation 2



¡Muy buenas compañer@s jugones! ¿Qué tal la semana? Espero que todo bien y con ganas de sumergirnos una semana más en este mundo de los videojuegos. Hoy os traemos un juego survival horror algo atípico para lo que se suele conocer. Leyendo hace una semanas la excelente noticia de que Capcom va a re-editar uno de sus títulos por antonomasia en su versión HD para consolas domésticas, Resident Evil Remake HD, he pensado que quizá sería bueno realizar una crítica de uno de los “otros” juegos de Resident Evil que salió al mercado, y que probablemente pasó sin pena ni gloria por Europa. A pesar de ello, para mí este título fue una de las sorpresas de Playstation 2. Hablemos un poco de Resident Evil Outbreak.

RE Outbreak es un concepto distinto al Survival Horror que normalmente conocemos. Todos nos acordaremos de esos primeros Resident Evil con esos gráficos prerrenderizados y con sus personajes poligonales integrados en esos fondos comentados anteriormente. Pues bien, con todo esto, Capcom quiso darle un giro de tuerca a la saga creando unos juegos que no seguían la línea argumental de la saga principal, sino que la tocaba muy suavemente, algo así como un “spin-off” algo especial.
Hemos de comentar que RE Outbreak se trata de un juego de acción-supervivencia del estilo Survival Horror  y desarrollado por la compañía Capcom. Fue lanzado en Europa en Septiembre de 2004. En él nos ponemos en la piel de un grupo de supervivientes que están intentando huir de la brutal infección del virus-T que tiene devastada toda la ciudad de Raccoon City. Para ello, éstos supervivientes han de cooperar entre sí para poder sobrevivir a los múltiples peligros que les aguardan.



La compañía Capcom quiso realizar una vuelta de tuerca a esta saga, y debido a que el juego online estaba en auge en consolas, Capcom decidió mezclar ambos aspectos: Survival Horror y Modo Online. Una jugada maestra a priori que conseguía dar un soplo de aire fresco a la saga y que introducía otro punto de vista al apocalipsis final de Raccoon City.

La mecánica del juego es parecida a la de cualquier RE de los de antaño, la entrega tiene ocho personajes con características exclusivas, entre ellas: movimientos especiales, armas mejoradas, objetos personales y otras particularidades que los vuelven únicos a la hora de jugar cualquier escenario. Otra variable de los protagonistas son sus puntos vitales, su velocidad para correr y su ritmo de infección vírica, algunos poseen pros y contras en dichos aspectos. Sus historias giran en torno a la catástrofe viral que azotó a los ciudadanos de Racoon City. Esto añade un punto de rejugabilidad al juego, ya que la partida cambia ostensiblemente dependiendo del personaje al que elijamos, por no decir que cada personaje tiene su historia, dividida en 5 fases totales. Un aspecto nuevo que podemos destacar en este juego, es que tendremos un medidor de infección, que nos irá consumiendo poco a poco, por lo que tendremos que completar la fase correctamente antes de que ese medidor llegue al 100 %.

Los enemigos que nos encontraremos serán los típicos de los primeros juegos de RE aparecidos en consolas: nuestros queridos zombies, los Hunter, perros, arañas, lickers, e incluso alguno que otro nuevo introducido especialmente para este juego. Hemos de destacar la inclusión de un jefe final en cada una de las 5 fases del juego. Podemos decir que en cada fase nos transportarán a algunas de las localizaciones más emblemáticas de Raccoon City, por ejemplo, la Biblioteca, el interior de un bar, o incluso un hospital. Todo respira ese aire añejo que podíamos saborear con los anteriores Resident Evil.



El propósito principal del juego, como hemos comentado, trata en superar todos y cada uno de los niveles con el personaje que elijamos y cooperar con los demás compañeros para resolver una serie de tareas por el escenario que no seríamos capaces de realizar si fuésemos solos. Nombrado anteriormente, el juego online cobra gran parte del protagonismo de este juego. Lamentablemente, este juego vino a Europa sin posibilidad de conexión online, algo que levantó las críticas de todos los fans de la saga, alegando que Capcom les vendía un juego “capado” y sin acabar, por así decirlo. USA y Japón sí recibieron sus versiones domésticas completas, por así decirlo, por lo que ellos si pudieron disfrutar de la versión completa del mismo. He de decir, que bajo mi punto de vista personal, este RE Outbreak es un juego concebido para jugar, única y exclusivamente en modo online. La Inteligencia artificial de los personajes en el modo offline llega a ser de auténtica risa a veces. Cabe destacar que podremos mandar órdenes a nuestros compañeros con simplemente mover el stick derecho arriba, abajo, derecha o izquierda. Un aspecto que intentaba solucionar sin éxito la nefasta IA de la que gozaba este juego. Como curiosidad, podemos decir que hasta día de hoy, existen servidores no oficiales en Japón que aún siguen abiertos para jugar a este RE Outbreak. Resulta cuanto menos curioso la repercusión que tuvo un juego de este tipo entre el público japonés.

En cuanto a los gráficos del juego, podemos destacar que siguen la línea del RE Code Verónica y de los anteriores Resident Evil. Los personajes se ven perfectamente modelados, así como los enemigos principales. No obstante, lo que más me llamó la atención en su tiempo fueron los escenarios. Volver a “pasear” por las calles de Raccoon City no tiene precio. La música igualmente acompaña, y sin llegar a ser de las mejores de la saga, cumple perfectamente, metiéndonos en situación en todo momento y conteniendo ese espíritu Resident Evil añejo que tanto añoramos. La música de la Intro es una de las mejores en la saga, en mi opinión personal (la podéis escuchar al final de esta crítica).

Para terminar, me gustaría comentar la aceptación que tuvo este juego en los principales territorios. Como comentamos anteriormente, RE Outbreak gracias a su juego online tuvo gran aceptación en USA y Japón, en las cuales vendió 550K unidades y 460K respectivamente. En Europa esta cifra disminuyó considerablemente llegando a 350k. aunque sigue siendo un número bastante considerable. La saga Resident Evil vende, y mucho. Como último dato, podemos decir que Capcom no contento con las ventas de este juego, decidió crear una segunda entrega llamada File #2, la cual englobaba a los capítulos de este juego más 5 nuevos, por lo que, si alguien quiere hacerse con este juego tan especial, os recomiendo que tiréis por su éste último.

No puedo decir que haya sido un juego que me haya influenciado enormemente, pero creo que este RE Outbreak es una idea tan buena, que es una pena haberla dejado pasar en este pasada generación (PS3 y Xbox 360), sobre todo por el auge del juego online en consolas domésticas, ¿no creéis que habría sido una jugada maestra de Capcom? Así lo creo yo. Puede que este juego en general no destaque en ningún aspecto, pero a mí personalmente me llegó muy adentro por el ambiente a Resident Evil que conseguía desprender, y cómo la saga podía ser contada desde otro punto de vista afín a los supervivientes principales de la saga en sí. Puede que no sea el mejor juego de Resident Evil y que tenga sus fallos, pero para todo fan de la saga, es obligado el conocer y probar este título tan diferente e innovador. Espero que os haya gustado. Os deseo un buen fin de semana!


NOTA [6.5/10]



viernes, 22 de agosto de 2014

Review. I am Alive. (2012). PSNetwork. XboxLive. Microsoft Windows


Muy buenas compañer@s que soléis leer este excelente blog. Esta semana he querido desmarcarme de los habituales juegos que analizamos en esta sección para dar cabida a un boom en el mundo de los videojuegos que apareció aproximadamente en el año 2010, se trata de los juegos indie. Como bien sabréis, los juegos indie son aquellos juegos desarrollados por una persona o un grupo minoritario de desarrolladores sin apoyo financiero en la distribución del mismo. Como sabremos, a partir de 2010 con la aparición de juegos como Flower, Braid, etc. el juego indie ha cobrado protagonismo en nuestras vidas. A mí principalmente el juego que más me impactó fue el llamado Limbo, también aparecido en estas plataformas precisamente en 2010. No obstante, os vamos a traer un juego que a mí me sorprendió por la calidad, tanto gráfica como jugable que atesoraba, por no hablar de que me pareció a posteriori algo muy parecido a The Last of Us, salvando las distancias, claro. Me gustaría que esta semana hablásemos de I am alive.

I am alive es un juego de acción con mezcla de superviviencia, creado por un anexo de Ubisoft, concretamente Ubisoft Shangai. Cabe destacar que el lanzamiento de este juego fue previsto para 2010, pero sufrió un gran retraso de dos años, por lo que el año de su lanzamiento es 2012.

El argumento de este gran título trata sobre el terremoto que ha asolado la ciudad de Chicago. Tal ha sido este terremoto que ha conseguido destruir la ciudad por completo y separarla del resto del continente, quedando aislada del resto de la civilización. Cabe destacar que el resto del continente americano sufre la llamada crisis del agua.

En cuanto a la mecánica del juego, nos ponemos en el papel de Adam, con una cámara al hombro en tercera persona, siendo cambiada a primera cuando apuntamos (que no serán demasiadas veces debido a la escasez de munición) en el juego. En este juego debemos intentar sobrevivir por todos los medios. Llama la atención la supervivencia tan extrema que podemos sentir con él, llegándonos incluso a empequeñecernos de tal forma ante lo que se nos viene encima. Chicago estará cubierta por una espesa niebla que recubrirá todas las zonas al aire libre, por lo que o bien tendremos que ir subterráneamente o bien por encima de las edificaciones que aún queden en pie. Por no hablar de “otros” supervivientes que nos encontraremos a lo largo de nuestro periplo, pero ojo, no todos tendrán buenas intenciones.

Lo que más nos debe llamar la atención, es la desolación que nos muestra este título, perfectamente creada por la desarrolladora y llegándonos a crear la sensación de que efectivamente, somos el último ser vivo en nuestra ciudad. La verdad es que para la “saturación” de colores que hemos vivido en esta época de la Alta Definición, este I am alive consigue crear exactamente lo contrario. Filtros apagados, quejosos, tonos grises y marrones, suciedad y soledad. Sinceramente, creo que la ambientación y la paleta de colores que se utiliza hacen al juego especial al resto. No seremos capaces de ver ninguna planta, ni nada de vida. El sol iluminará vagamente sin cegarnos, debido a la espesa niebla que nos asola. Sinceramente, pocos juegos han conseguido esta ambientación.



El juego comporta diferentes zonas que combinan la acción, la exploración y la escalada. Muy importante esta última, debido a que es como iremos trasladándonos por las zonas altas de la ciudad. Para ello, la barra de resistencia de nuestro personaje se irá agotando paulatinamente mientras estemos colgados de una cornisa con nuestras propias manos. Podremos realizar la escalada poco a poco o bien realizar un gran salto que mermará aún más nuestra barra de resistencia. Cabe decir que si ésta se agota, el personaje caerá al vacío irremediablemente. Por ellos es importante que antes de realizar un salto, veamos las posibles rutas de escape, y la estrategia a seguir a la hora de escalar, siendo de gran importancia ese toque de estrategia también. Hay que ser fríos y calculadores. Afortunadamente, si nuestra barra de energía se reduce mucho debido a un sobreesfuerzo, podremos aumentarla de nuevo con agua (muy escasa). Igualmente si vemos que no llegamos a un saliente muy alejado, podremos hacer uso de un anclaje (igualmente escasos en el juego). No os voy a mentir, es un juego que os va a poner a prueba y mucho, pero merece la pena. Igualmente otro aspecto que bajará nuestra resistencia será el mantenernos mucho tiempo en zonas bajas del escenario, debido a la cuantiosa niebla y el polvo que recubre toda nuestra ciudad.

Otro de los puntos clave del juego son los combates. No es raro que a lo largo del juego nos encontremos con varios supervivientes, cada uno con sus intenciones particulares. No por ello todos los supervivientes querrán atacarnos. Alguno de ellos sólo querrán proteger su territorio, nosotros debemos decidir cómo actuaremos. Podremos intimidar con el cuchillo a alguien desarmado o con nuestro arma con incluso sin munición. Todas las situaciones del juego debemos preverlas. Me encanta ese factor psicológico que emana este gran título. Igualmente debemos planificar una estrategia si nos encontramos ante un grupo hostil de unos 3 supervivientes. Primeramente dejaremos que alguno se nos acerque creyendo que estamos indefensos para arremeter con nuestro machete, y posteriormente sacar nuestra arma e intimidarlos. Dependiendo de la situación, debemos optar por disparar o bien noquear a los enemigos con nuestra arma. Hay varias situaciones en las que debemos pensar rápido, muy rápido, o estaremos muertos.

En el juego contaremos con 3 intentos por cada escenario, pudiéndose regenerar alguno de estos 3 si encontramos alguna vida en el escenario. Para terminar otro punto importante es la aparición de unos 20 supervivientes a lo largo de todos los escenarios del juego, los cuales nos recompensarán con la entrega de algún ítem para nuestra supervivencia si conseguimos salvarlos de esa situación (atacados por otros supervivientes, etc.). Tal será la tensión que tendremos que elegir si gastar esa última bala que nos queda en ayudar a esa persona o bien guardarla y que el superviviente corra una suerte ajena a nosotros. La brutalidad de la supervivencia es palpable desde el minuto uno.



No nos extenderemos mucho más en el análisis gráfico del juego, ya que como dijimos anteriormente, el juego posee unos gráficos en tonos grises, muy bien definidos y que dan sensación de soledad, suciedad en todo momento. La Banda sonora cumple simplemente sin llegar a destacar, ayudando a ensalzar los momentos de tensión que viviremos en el juego, importantísimo.

Cabe destacar lo mucho que bebe de películas como Soy Leyenda, y sobre todo de La Carretera.

Solo me queda agradeceros una vez más que estéis ahí leyéndonos, y recomendaros encarecidamente que le déis una oportunidad a este juegazo si queréis saber lo que es verdaderamente la supervivencia. Un precursor de los juegos indie que consiguió despertar en mí el interés por este tipo de juegos. Si os ha gustado The Last of Us tenéis que darle una oportunidad a este I am Alive. ¿Conseguiréis rescatar a Adam de este infierno? 

NOTA [7/10]





Kiosko: Del 22 al 24 de agosto


Lo más interesante que ofrece la prensa nacional a sus lectores en sus ediciones de tirada nacional desde películas hasta libros pasando por música y demás artículos culturales.




Viernes, 22 de agosto

'Declaradme culpable' (Sidney Lumet, 2006)


Género: Película DVD
Diario: La Razón
Formato: Caja cartón
Precio: 1,40€









'A quemarropa' (Richard Stark, 1962)

Género: Libro
Diario: El País
Formato: Bolsillo
Precio: 3,30€










Sábado, 23 de agosto

'Twister' (Jan De Bont, 1996)

Género: Película DVD
Diario: El País
Formato: Caja cartón
Precio: 2,80€









Domingo, 24 de agosto

'El perdón' (Michael Winterbottom, 2000)

Género: Película DVD
Diario: ABC
Formato: Caja amaray
Precio: 3,80€










martes, 19 de agosto de 2014

Crítica: 'Los chicos del maiz (Children of the Corn)' (Fritz Kiersch, 1984)


Popular cinta de los años ochenta basada en un relato del maestro del terror, Stephen King (El resplandor, It, Carrie...). Todo tiempo pasado fue mejor... frase irrevocable que podemos establecer con este irregular film de terror, plagado de situaciones que rozan lo absurdo y con una dirección francamente pobre. Tras obtener cierto éxito en su momento, generó abundante cantidad de secuelas que, desgraciadamente, no podemos decir lo mismo de su calidad. 

Una pareja de viajeros termina estacionando en un pueblo fantasma donde no hay adultos, pues descubren que estos han sido asesinados por los niños del lugar, viviendo como una fanática comunidad religiosa comandados por Isaac, un enigmático y lúgubre niño que hace de intermediario entre el demonio que vive en los maizales sediento de vidas humanas. 

No he podido resistir la tentación de compararla con '¿Quién puede matar a un niño?' (1976), un clásico del cine español con carácter, personalidad y donde prima el buen hacer con una cámara, sin mezquinos efectos para tapar la vulgaridad de una película. Aspectos argumentales similares, aunque la cinta de Narciso Ibáñez Serrador vence a la de Fritz Kiersch en todos los frentes sin discusión.

A pesar de una premisa atrayente y una primera escena contundente inundada de sangre y atrocidad, la historia se va desvaneciendo como pompas de jabón. El desarrollo plano, caótico y con diversas situaciones de guión absurdas y sin sentido, la mediocridad emerge como la marabunta dentro de un film que podría haber dado mucho más de sí, gracias a un trasfondo sociópata-fanático-religioso altamente interesante que cae en detrimento de una crónica indecente. Los efectos especiales se han quedado desfasados, tanto que producen hasta risa, sin olvidar las deficientes interpretaciones, salvando de la quema a Linda Hamilton (ese mismo año protagonizaría la conocida 'Terminator' de James Cameron) y John Franklin, su cara reflejaba la maldad que se establecía entre los campos de Nebraska. 

Hoy en día, es una película muy poco original, con un nivel altísimo de previsibilidad donde además de perder la emoción narrativa también se olvida de ofrecer diversión al público. Lo único que puede mantenerse en 'Los chicos del maiz' es el nostálgico recuerdo de aquellos chicos que vivieron las andanzas del diablo entre los maizales de un pequeño pueblo rural donde el fanatismo religioso se interpuso entre la locura y la cordura. Una cinta que ha envejecido muy mal, el paso del tiempo ha potenciado todas sus bochornosas debilidades.     


"Aquí no hay caminos, esto parece la luna"




Valoración: [3/10]
★★★★★★




P. Garrido


lunes, 18 de agosto de 2014

Crítica: "El consejero (The councelor)" Ridley Scott (2013).



Ridley Scott junto a McCarthy en un relato sobre el narcotráfico, la violencia y por supuesto Méjico, acompañados por un elenco de actores  memorable. Desde luego hay que verlo. ¿El problema?, simplemente que la historia se diluye entre unos diálogos tremendamente pretenciosos y un desarrollo de trama confuso, al que las interpretaciones de algunos actores no ayudan en absoluto a sumergirte en la película.

Sobre el papel la historia resulta bastante interesante, no sólo porque fuera escrita por el genio de la literatura Cormac McCarthy  sino por el hecho de que un thriller sobre el narcotráfico enfocado de una forma más pausada y reflexiva de lo que estamos acostumbrados podría funcionar, y  muy bien en la gran pantalla. El quid se encuentra en que intenta ser tan reflexiva y  tan profunda que resulta enrevesada y a veces incluso pesada y pedante.

La dirección de Scott es correcta como siempre, sin embargo se nota que está al servicio del guión, conteniendo mucho sus excesos visuales habituales. El reparto pese a su renombre tampoco salva el film; Fashbender cumple bien en su papel, y Cameron Díaz quizá es la que más sorprende con una interpretación tremendamente inspirada, en nada parecida a su registro habitual. Sin embargo de Bardem no se puede decir lo mismo; sobreactúa hasta unos límites que hacen parecer a su personaje una caricatura de sí mismo, Brad Pitt tampoco se encuentra inspirado en esta cinta y deja una interpretación bastante escasa, así como Penelope Cruz nos ofrece una actuación anodina e  intrascendente, pero necesaria como vehículo para cuadrar el guión.

En definitiva, no merece la pena extenderse mucho más "El consejero" es una cinta que se pierde en sus propias intenciones, puede resultar medianamente entretenida, pero poco más. Con el talento que atesoraba en todas sus líneas sin duda debería haberse convertido en todo un peliculón, por desgracia se queda en una historia pretenciosa ahogada por su propio desarrollo.



 Valoración: [5/10] ★★★★★


Rubén

 

viernes, 15 de agosto de 2014

Review. Red Dead Redemption. (2010). PS3.XBOX360.



Muy buenas jugones! Que tal este mes de Agosto? Supongo que con bastante calor en diversas zonas del país. Aprovechando este calor asfixiante vamos a ponernos en situación. Desierto, Sol, ni una gota de agua, caballos, cowboys y una ambientación del medio oeste nunca vista hasta ahora. Suena bien, ¿verdad? Creo que esta ambientación nos va a venir de lujo. Si la semana pasada ya tuvimos un buen refresco con el gran Dead Island, este fin de semana nos toca pasar calor en el desierto de la mano de John Marston, en el que para mí, ha sido el mejor juego de Rockstar en la pasada generación. Sí, hablemos de Red Dead Redemption.

RDR se trata de un juego de acción-aventura ambientado en el Oeste, bajo el género de un sandbox. Una mezcla un tanto alocada pero que los chicos de Rockstar-San Diego supieron llevar a la perfección. Este juego fue lanzado el 21 de Mayo de 2010, creando gran expectación, tanto por la idea que se había planteado en el juego, como por la gigantesca compañía que lo iba a desarrollar, Rockstar.

No en vano, debemos recordar que este RDR es el sucesor espiritual de un juegazo que salió para Playstation 2 y que no muchos recuerdan, Red Dead Revolver. Quizá recordemos igualmente otros western de acción que salieron en la segunda consola de Sony, como por ejemplo el Gun, juego que marcó junto a este Red Dead Revolver un antes y un después en este género.

La excelente portada del videojuego nos muestra unos tonos rojos y negros, que hacen apología a lo que veremos dentro de este videojuego. Mucha mucha sangre, suciedad típica del lejano oeste y una brutalidad incontestable. El lejano oeste es duro amigos, así que más nos vale irnos preparando.

Y, ¿qué es lo que nos cuenta esta obra maestra de Rockstar? Nos pone en la piel de John Marston, narrándonos la historia de este antiguo bandido que está chantajeado por los federales, que retienen a su familia. A cambio de que le entreguen a los suyos, nuestro amigo Marston debe realizar varios trabajos con el fin de que Marston capture a su antiguo compañero de batallas, Bill Williamson.

Cabe destacar que el emplazamiento del juego se situará en la frontera entre Estados Unidos y México, más concretamente en los estados ficticios de New Austin, West Elizabeth y Nuevo Paraíso.  El tiempo en el que se sitúa el juego es en 1911, pleno declive de la era del Oeste en estos Estados Unidos. Cada estado cuenta con una serie de emplazamientos característicos, por lo que podremos ir diferenciándolos claramente conforme vayamos avanzando a lomos de nuestro caballo. Describiendo brevemente los tres estados, podemos destacar que el primero de ellos, New Austin, está basado en los clásicos territorios del salvaje oeste, con amplias zonas de vegetación variada y animales. Una zona bastante colorida que mezcla parte del desierto con idílicos parajes. No es raro encontrar localizaciones típicas como la taberna, la oficina del sheriff o las diligencias cada vez que pasemos por una de sus ciudades.  El estado de Nuevo Paraíso se centra más en la zona mexicana del juego, con unos tonos rojos, el árido desierto, y pueblos blancos de piedra caliza. Un gran contraste comparado con el anterior estado. Por último, la zona de West Elizabeth contiene el paso hacia una civilización más avanzada, y lo que hemos comentado anteriormente, el fin de la era del oeste. 3 zonas diferentes que vamos a disfrutar como verdaderos enanos.



La mecánica del juego es bien simple, debemos avanzar por los diversos parajes del juego en busca de misiones, bien de la historia principal, o bien secundarias. Punto aparte para destacar la estupenda historia del juego, la cual no os voy a contar aquí ni mucho menos, por si existe algún rezagado que no haya jugado aún a esta maravilla. El juego nos ofrece enormes posibilidades, haciéndonos ver que estamos dentro de un entorno totalmente vivo, en el cual podremos, domar caballos para que lleguen a ser nuestros fieles corceles, cazar animales salvajes, o recoger plantas que nos servirán para conseguir dinero. Dentro del juego no sólo van a ser misiones, también nos podremos relajar en la taberna tomándonos una cerveza, o bien jugando a los dados o al póker, incluso al juego de la herradura! Igualmente en nuestro paseo por el viejo oeste nos abordarán varias situaciones entre sus habitantes: carros derribados en medio del camino, emboscadas, ahorcamientos, etc. Otra opción interesante será la de ver películas mudas. Un mundo vivo a nuestra disposición.

Igualmente, podemos comentar que existe una barra de reputación, en la que el personaje ira subiendo de nivel dependiendo el lado que escojamos, el bien o el mal, lo que le da aún más profundidad al excelente título de Rockstar. Yo personalmente recomiendo realizar la aventura de forma “bondadosa” ya que realmente será más sencillo y no tendremos a la policía pisándonos los talones cada dos por tres. El juego cuenta con un multijugador súper adictivo con diversas pruebas por equipos y con multitud de retos que alargarán más, si cabe, la duración de este juego.

Mención especial para los gráficos, que consiguen crear una ambientación sólida, muy del lejano oeste y que a mi personalmente me dejó boquiabierto la primera vez que tuve la oportunidad de probarlo. No en vano, ha sido uno de los únicos juegos de este generación en los que he pagado unos 50 € por él. Imaginaos el hype que le tenía. Siguiendo con los gráficos, podemos destacar la perfecta animación de nuestro corcel (para mi, las animaciones más conseguidas del juego), viendo como el caballo respira en todo momento y como se mece su melena al viento. Como hemos dicho anteriormente, la ambientación está perfectamente conseguida, con unos paisajes que quitan la respiración por lo maravillosos que son. No en vano puedo decir que en pocos juegos he podido disfrutar de un anochecer tan bello como he visto en RDR. Pueblos perfectamente ambientados, cada uno con su toque personal y para nada monótonos, en fin. Para mí, el mejor sandbox gráficamente de la generación, sólo superado por GTA V.



La banda sonora de este juego igualmente merece mención especial. Compuesta por diversos miembros, cabe destacar que variará en función de la zona en la que nos encontremos y en el momento específico del mismo, por ejemplo, tiroteos, persecuciones, etc. En las zonas tranquilas podremos oír sonidos de armónicas, guitarras, que le confieren una sensación de tranquilidad al juego, y que sirve una vez más para que nos metamos en el papel de John Marston. Igualmente el juego contiene carias canciones no instrumentales, mención especial para “Compass” de Jamie Lidell. Abajo os dejo algunas canciones de este estupenda OST.

En resumen, para mi, uno TOP 10 de la generación de PS360. No podemos obviar que estamos ante una obra maestra que ha marcado un antes y después en el desarrollo de los sandbox, como ya la marcó GTA San Andreas en Playstation 2. Es impagable montarte a lomos de tu corcel y cabalgar hasta el amanecer por bastas llanuras, verdes prados, con la música ambiente, de los animales o del viento. Tranquilidad, paz. No puedo decir que sea el mejor de la generación, ya que no soy de tener un juego favorito, pero éste RDR me llegó tan hondo como pocos juegos me han llegado. Si no lo habéis jugado ya espero que esta crítica os sirva para decidiros a empezar. Feliz fin de semana, vaqueros!


NOTA [9,5/10]



Kiosko: Del 15 al 17 de agosto


Lo más interesante que ofrece la prensa nacional a sus lectores en sus ediciones de tirada nacional desde películas hasta libros pasando por música y demás artículos culturales.



Viernes, 15 de agosto

'Vidas al límite' (David Ayer, 2005)

Género: Película DVD
Diario: La Razón
Formato: Caja cartón
Precio: 1,40€








'Un ciego con una pistola' (Chester Himes, 1985)

Género: Libro
Diario: El País
Formato: Bolsillo
Precio: 3,30€










Sábado, 16 de agosto

'La duda' (John Patrick Shanley, 2008)

Género: Película DVD
Diario: El País
Formato: Caja cartón
Precio: 2,80€









Domingo, 17 de agosto

'Tombstone' (George Pan Cosmatos, 1993)

Género: Película DVD
Diario: ABC
Formato: Caja amaray
Precio: 3,80€








'El guerrero del bosque' (Aaron Norris, 1996)

Género: Película DVD
Diario: Marca
Formato: Caja cartón
Precio: 2€











lunes, 11 de agosto de 2014

Crítica: 'Memorias de un hombre invisible (Memoirs of an Invisible Man)' (John Carpenter, 1992)


Versión de "El hombre invisible" confeccionada por John Carpenter (El pueblo de los malditos, La cosa, El principe de las tinieblas...), basada en la novela homónima de H.F. Saint. Obtuvo malas críticas en su momento, cayendo todo lo negativo en el guión y el protagonista. Francamente Chevy Chase es una aciaga elección como cabeza de cartel, además de ser un actor mediocre rechazó el guión original escrito por Goldman siendo, posiblemente, mejor que el que reescribieron Collector y Olsen. Daryl Hannah irradia belleza y sensualidad en pantalla. 

Nick Halloway, un hombre de negocios mujeriego y triunfador se convierte en invisible tras un accidente acontecido durante una soporífera charla en un laboratorio. Perseguido por agentes especiales de la policía que pretenden reclutarlo como espía, Nick deberá huir mientras obtiene la inestimable ayuda de una explosiva mujer que acaba de conocer para salir airoso de su aventura. 

El guión tiene momentos divertidos y toques al más puro estilo Carpenter, aunque la historia cae en demasiados tópicos que por lo general sentiremos sensación de dejadez o cansancio argumental al no ofrecernos algo original. La carrera contínua de persecución entre el hombre invisible y las autoridades muestra un sencillo ejercicio cinematográfico sin profundidad pero con cierto aire Serie B que hará entretener al público, sobre todo al más mayorcito que hará revivir la nostalgia de ciertos clásicos del género. Escenas sorprendentes como los pulmones llenándose de humo o la cara de Nick pintada con maquillaje sobrevolando la escena permanecerán en nuestra memoria, junto a unos efectos especiales obsoletos hoy en día pero más que aceptables para la época.

Carpenter es sinónimo de diversión, sus producciones destilan ese añejo y singular toque Serie B que tanto gusta, su cómica obra sobre "el hombre invisible" cae en tópicos y linealidad argumental que aporta poca originalidad y a veces dejadez. A su vez tiene escenas muy interesantes que harán pasar simplemente un rato agradable frente a la pantalla.




Valoración: [5/10]
★★★★★



P. Garrido

sábado, 9 de agosto de 2014

Crítica: "Out of the Furnace" Scott Cooper (2013).



Scott Cooper aborda su segundo largometraje con un temple que le augura un gran futuro tras las cámaras, su regresó tras  "Corazón rebelde" se ha hecho esperar durante cuatro años. Y el resultado es "Out of the furnace"; una película a caballo entre el más puro drama y el thriller.

Russell y Rodney son dos hermanos que viven en una de esas típicas zonas de la  América profunda en las que es difícil ganarse la vida y prosperar. Ambos sueñan con poder marcharse y encontrar un futuro, pero el desarrollo de acontecimientos hacen de esta idea una meta poco menos que imposible.

Sin duda las actuaciones son el punto fuerte de este film, así como el  acierto de Cooper es ser un buen director de actores. La cinta cuenta con un reparto de altura en todas sus líneas; Bale y Affleck como pareja protagonista tienen fuerza y credibilidad, dibujan unos protagonistas humanos con los que es fácil  empatizar,  Dafoe resulta muy acertado en su papel secundario, un actor que pese a no ser recordado como uno de los grandes deja siempre su sello propio con una gran solvencia  y carisma. Por otra parte Harrelson crea uno de esos "malos" que se recuerdan; una interpretación excelente que atrapa desde el primer fotograma de película, sin duda crea uno de esos personajes impactantes que permanecen en la memoria.

La fotografía de Masanobu Takayanagi le da un toque oscuro y sucio a la cinta encajando a la perfección con el tipo de historia que se nos cuenta; un relato seco y duro, cargado de crítica social sobre la marginalidad, la escasez de oportunidades, el peso de la culpa y la mano del destino que siempre nos atrapa.

Los aspectos positivos de esta cinta; que no son pocos, se ven enturbiados por un guión que tal vez por la convencionalidad de este tipo de historias, no permite que el relato luzca tanto como debería. La cinta se sigue con interés y entretiene, pero durante el visionado se tiene la sensación de que viendo el mimo con el que está dirigida  e interpretada podía dar más de sí, quedando falta de empuje en algunos tramos.

Definitivamente es una película recomendable. Cuenta una de esas historias que hay que disfrutar con pausa, saboreando unas interpretaciones a gran altura en un relato áspero, el cual sin duda podría habernos ofrecido algo distinto con un guión más arriesgado, pero aún así resulta disfrutable.




Valoración: [7/10] ★★★★★★ 
 Rubén