viernes, 18 de abril de 2014

Crítica: 'Ben-Hur' (William Wyler, 1959)


'Ben-Hur' (William Wyler, 1959)



"En este mar del celuloide... William Wyler ha pescado una ballena." Revista Time, 1959



Basada en la novela del mismo nombre escrita en el siglo XIX por Lewis Wallace. Esta adaptación es la tercera y más famosa de las realizadas en el mundo del cine después del cortometraje en 1907 y la película homónima dirigida por Fred Niblo (1925). De hecho, William Wyler (La heredera, Horizontes de grandeza, Vacaciones en Roma...) también trabajó en la segunda versión de 'Ben-Hur' como uno de los asistentes de dirección.

MGM fue quien produjo esta exhuberante cinta de aventuras en la antigua Roma con el objetivo de ganar dinero, ya que atravesaba dificultades financieras y el estudio estaba deseoso de igualar el éxito de la epopeya bíblica 'Los Diez Mandamientos' (Cecil B. DeMille, 1956). Pese a los innumerables problemas de producción que acarreó la película y un presupuesto que al terminar el metraje había duplicado la cantidad inicial, el enorme atractivo del film garantizó el éxito en taquilla, salvó a los estudios de la bancarrota convirtiendo a la propia película en leyenda de la historia del cine y a Charlton Heston (El último hombre...vivo, El planeta de los Simios, Sed de Mal...) en icono de Hollywood. 

El papel de Heston fue ofrecido primeramente a Paul Newman, pero este declinó la oferta porque se negaba a vestir túnicas. Nominada para doce premios Oscars, batió records al obtener todos los galardones menos uno, una hazaña solo igualada en dos ocasiones a lo largo de la historia de dichos premios: 'Titanic' (James Cameron, 1997) y 'El señor de los anillos: El retorno del rey' (Peter Jackson, 2003). 



En apariencia se trata de una película sobre Jesucristo y relato de perdón cristiano durante los violentos tiempos romanos. El grueso de la historia se centra en la relación amistosa entre Messala (Stephen Boyd) y Judah Ben-Hur, un judío ansioso de venganza tras ser juzgado equívocamente de intentar asesinar a un gobernador romano. Condenado de por vida a galeras y con el secuestro de su madre y hermana en mente, comienza su mítica aventura por labrar la muerte de su enemigo Messala, oficial de las legiones romanas y artífice de su desdicha. Había más de cuarenta versiones del guión, hasta un guionista insistió en plasmar el elemento homosexual entre los dos actores protagonistas.

El guión que al final vió la luz constaba más de 350 actores con diálogo y más de 50.000 extras, una superproducción estratosférica. Fotografía exquisita, puesta en escena y ambientación portentosas, gran interpretación de Heston tanto física como psicológica, escenas cargadas de detalles que satisfarán a todo amante del buen cine. Las piezas musicales de Miklós Rózsa simplemente son una maravilla, perpetuarán en la cabeza del público eternamente.

Casi cuatro horas de duración en la que la intensidad no decae en ningún momento. Una de los recuerdos más emblemáticos para el gran público cinéfilo es la legendaria carrera de cuádrigas. Emocionante y mítica escena de carreras que además de ser clave en el desarrollo de los acontecimientos de la historia, también será recordada por su espectacularidad y su elevado coste para el estudio, pues costó un millón de dólares en planificación. 



Un cuento religioso mastodóntico, atemporal y que prevalecerá en el olimpo de los cintas épicas hasta la eternidad. Llena de sentimiento, dolor, amor, odio, venganza... todos los ingredientes necesarios para permanecer en la memoria. Un clásico siempre fiel en la épocas de pascua por su trasfondo religioso que nadie debería perderse. 


Valoración: [9/10]
★★★★★★★★




P. Garrido

8 comentarios:

  1. es uina gran pelicula. criticas nada. comentarios buenos si.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. podias poner los link de los film para poder verlos.

      Eliminar
    2. No sé muy bien a qué te refieres en tu primer comentario... Para mi es una obra maestra del cine, como tal creo que pocas cosas negativas o malas se pueden sacar de semejante portento. Quizá que no te atraiga nada el cine religioso, aunque claro su aventura tampoco se centra en un solo tema siendo mucho más variable. Si no te gusta ese aspecto te sentirás atraido por sus múltiples detalles cinematográficos. En cuanto a los links es un asunto delicado, no me gusta promover la descarga ilegal y hablar de aspectos de piratería en mi blog, con lo que es un punto totalmente descartado. Además, el visionado de cine es tan sumamente cambiante y variable que no siempre llueve a gusto de todos, existen desde los que no les importa ver películas bajo una calidad pésima, pasando por los elitistas que no ven nada que baje de una calidad HD, hasta los que siguen prefiriendo ir al cine a verlas y terminando por los que las suelen ver por televisión o DVD.

      Saludos.

      Eliminar
  2. Con todos mis respetos, creo que "Ben Hur" no solo es una mala película sino incluso una muy mala película. William Wyler, uno de los grandes absolutos de Hollywood aunque de origen alsaciano, en una entrevista a "Fotogramas" poco antes de su muerte declaraba lo siguiente: "ahora ya solo hago cine amateur filmando a mis nietos y ya puedo permitirme el reirme de "Ben Hur" y todos sus oscars. Resulta que mi película más premida es una de las peores que hice en mi vida. Eso si, Gore Vidal (guionista no acreditado) y yo nos las ingeniamos muy bien para que Charlton Heston no se enterase de que estaba haciendo una película de maricones y de que su amigo Mesala estaba locamente enamorado de él. La novela ya era muy mala pero lo que conté fue la historia de un amante despechado. Hablando con mi amigo J.L. (Manckiewicz) discutíamos sobre cual era peor, si Ben Hur o Cleopatra.

    En efecto, Wyler, autor de grandes películas como "Cumbres borrascosas", "Jezabel", "La loba", "La carta, "Los mejores años de nuestra vida" (acaso su obra maestra absoluta), "Horizontes de grandeza", "El coleccionista".......no tenía la menor afinidad con el cine bíblico. Ganó un pastón por la película pero era bien consciente de que ni siquiera había superado la versión muda de de Fred Niblo. "Ben Hur" es larguísima, tediosa, con un reparto disparatado (en el que a Charloton Heston le regalaron un Oscar clamorosamente) lleno de actores y actrices imposibles: Haya Harrareet, Stephen Boyds, Hugh Griffith.....y el que ni siquiera el excelente Jack Hawkins estaba bien....porque no tenía personaje. Para colmo, la secuencia de la carrera de cuádrigas no fue rodada por Wyler sino por Andrew Marton. Podría establecerse de entre la oleada "bíblica" del cine clásico de Hollywood cual es el film más infame: "Ben Hur", "Quo Vadis", "Sansón y Dalila", "Los diez mandamientos" (esta, por el contrario, me resulta sumamente entretenida De Mille si jugaba en su terreno), "La túnica sagrada" o "La Biblia ....en su principio". Hay más.

    Quede claro que ésta es mi opinión y nada más que eso y que respeto democráticamente todas las opuestas a la mía.

    Cordiales saludos
    Blog Vergerus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola de nuevo Luis, esta vez parece que tampoco estamos de acuerdo en nuestra opinión. Realmente me parece muy interesantes estos datos que aportas sobre la película, sus actores y sobre todo los comentarios de William Wyler. Al final todo se queda en eso, datos y/o comentarios que dan vidilla a esto del cine. Ciertamente otro grande del séptimo arte y uno de mis directores favoritos, Stanley Kubrick, puso a parir su 'Espartaco' (1960) alegando no sentirse idetificado con ella, ni el proyecto ni el equipo de actores que estuvo a su cargo durante el desarrollo del film. Esto curiosamente me hace reflexionar sobre dos opciones: El cine bíblico, romano o peplum era un filón en la época en la que todo el mundo realizaba relacionado para ganar dinero y reconocimiento para enfrascarse en proyecto más personales... o simplemente son directores que después de haber triunfado tocando otros géneros sienten la necesidad de despotricar esa película que les ha hecho de alguna manera ganar de dinero y fama pero que no se sentían identificados con ella. Desde pequeño veía 'Ben-Hur' y ese sentimiento nostálgico perdura incluso con las revisiones actuales, a la hora de ver una película esa sensación la tengo mucho en cuenta y creo que es muy meritorio seguir ofreciéndome esa diversión que tanto anhelo cuando me siento frente a la pantalla. La carrera de cuádrigas es inolvidable, una escena majestuosa que nunca me cansaré de ver. Puede dictar mucho nuestras opiniones, al final esto le da ese punto picante a las convesaciones cinéfilas, pero de ahí a que sea muy mala película hay un mundo. Incluso si no te gusta el género creo que encierra muchísimos detalles que harán que permanezca eternamente en nuestra memoria.

      Como siempre, muchas gracias por dejarnos tu opinión y espero que no sea la última ;)

      PD: Me acabo de pasar por tu blog (Vergerus) y me parece francamente bueno, te sigo y me lo apunto en blogs que visito. Siempre es bueno tener a grandes cinéfilos cerca.

      Saludos!

      Eliminar
  3. Buenos días, Paco (espero que no te moleste que te llame así). Nada puedo añadir sobre "Ben Hur", salvo que esa secuecnia de la carrera de cuádrigas que tanto te gusta - y a mi tambien - no la rodó Wyler sino Andrew Marton, director de la segunda unidad. Stanley Kubrick, palabras mayores. Probablemente uno de los genios del cine que no osaría discutir. El rodaje de "Espartaco" fue muy accidentado. Kirk Douglas era el productor, y el blacklisted Dalton Trumbo el guionista. Anthony Mann inició la película, más fue rápidamente expulsado por Douglas y sustituido por Kubrick, a quién el famoso actor idolatraba despues de la sensacional "Senderos de gloria".Charles Laughton y Laurence Olivier al ver a Kubrick comentaron "y ese tipo tan joven nos va a dirigir". Posteriormente Kubrick renegaría de la película, de Kirk Douglas y de Hollywood (no era un film de autor, el guión no era suyo). Se largaría a Inglaterra y, a partir de "Lolita" (guión de Vladimir Nabokov - y Kubrick - sobre su famosa y excepcional novela), filmaría una obra maestra trás otra hasta la portentosa "Eyes wide shut", quizá con la excepción de "El resplandor" una película realizada (virtuosamente,claro) para ganar dinero (novela de Stephen King que no es precisamente Nabokov o Thackeray) y reponerse del fracaso de la carísima y maravillosa "Barry Lindon" Douglas en su libro autobiográfico "El hijo del trapero" diría de Kubrick: un gran director y una mala persona. Sabidos cotilleos prescindibles y que para nada empañan el hecho obvio de que "Espartaco" sea otra obra maestra, pero a la que entiendo no cabe encuadrar en género de romanos, bíblico o peplum. "Espartaco" es un film político y claramente izquierdista, tal y como lo fue "Paths of glory". Lo más discutible es, para mí, un exhibicionista Kirk Douglas. Pero todo lo demás roza la perfección: las fabulosas interpretaciones de Olivier, Laughton y Ustinov (único Oscar), los diálogos de Trumbo (novela de Howard Fast), la música de Alex North, los títulos de crédito de Saul Bass y la extraordinaria realización de Kubrick (ejemplo, la secuencia de la batalla). "Espartaco" se estrenó en España con un corte de censura: la reveladora conversación entre Olivier y su esclavo Tony Curtis (las ostras y los caracoles) en la que se evidencia la homosexualidad de Craso. A partir de 1977, tal dislate fue subsanado y los viejos como yo (67 años) pudimos ver la película en su integridad y en V.O.S.E.

    Cordiales saludos
    LuisB

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Luis, estoy de acuerdo en todo lo que aportas sobre el esplendoroso Stanley Kubrick, uno de mis directores favoritos de todos los tiempos. Un buen resumen sería como bien dices: Un gran director y una mala persona. Me leí parte de su biografía y su manera de dirigir rozaba la obsesión (o la moralidad, en ocasiones). Y sobre el rodaje y escepticismo creado a la hora de crear 'Espartaco' nada más que añadir, todo lo que comentas recuerdo haberlo leído también en ese volumen de su vida dentro del cine. Datos interesantísimos que todo cinéfilo debería descubrir. Una vez más, gracias por escribirnos, un placer como siempre.

      Saludos!

      Eliminar
  4. Hola Paco: lo de mala persona en realidad no estamos en condiciones de saberlo con seguridad. Hemos leído sobre sus manías, su obesesivo perfeccionismo e incluso sobre la sucia jugada que le hizo a Malcolm Mac Dowell en "La naranja mecánica". Pero Tom Cruise y Nicole Kidman dijeron de Kubrick calificativos maravillosos. Claro que gracias a ese portento freudiano - y ophülsiano (de Max, claro, cineasta favorito de Kubrick) - llamado "Eyes wide shut", ambos quedarán en la Historia del Cine. Spielberg le adoraba, Arthur Clarke tambien y no digamos su viuda Christiane (la chica que canta la petética canción final de "Senderos de gloria") que estuvo en Sitges hace pocos años y se emcionó al hablar de su difunto marido. Siempre he pensado que podemos opinar de cualquier ser humano cuando, por lo menos, hemos comido, cenado o charlado con él en más de una ocasión. Creo, con todo, que el libro que mejor define el peculiar carácter del genial cineasta lo escribió Frederick Raphäel - "Conversaciones con Kubrick", creo . y trata de las tensiones, coincidencias, momentos buenos y malos que el coguionista de "Eyes wide shut" experimentó con S.K. hasta dar cima al guión definitivo. Además está escrito con un estupendo sentido del humor. Ejemplo: "son las 4 de la madrugada, y a F.R. le despierta el teléfono....y una voz que le crispa y le dice: Freddy, soy Stanley, creo que debemos volver a Arthur (Schnitzler, autor del cuento "Relato soñado" que es de donde parte "Eyes wide shut". Saludos.

    ResponderEliminar